LA RAMBLA

El Ayuntamiento investigará la fiesta de Fin de Año a instancias de Facua

Las autoridades de Moguer, en Huelva, suspendieron otro evento de la firma. La licencia municipal recogía un aforo máximo para el local de 750 personas

Un amplio número de afectados se reunió ayer en Córdoba para trasladar sus denuncias ante Facua.
A.J. GONZÁLEZ

JUAN PABLO BELLIDO / LA RAMBLA

El Ayuntamiento de La Rambla investigará, a instancias de Facua Córdoba, las numerosas denuncias que han presentado algunos de los asistentes al cotillón celebrado la pasada Nochevieja en el Hotel Atalaya.

Tal y como confirmó ayer a CÓRDOBA el alcalde de La Rambla, Alfonso Osuna, el Ayuntamiento prevé iniciar una investigación para tratar de aclarar lo sucedido durante la fiesta de Fin de Año en la que decenas de jóvenes aseguraron sentirse «estafados» por la empresa promotora, Eventos Color Sur.

El regidor rambleño convocó el pasado 26 de diciembre una junta local de seguridad para evaluar las circunstancias que rodeaban este evento. Según Osuna, durante el transcurso de la reunión –en la que estuvieron presentes, además de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, técnicos municipales del Ayuntamiento y representantes de todos los grupos políticos– se instó a los responsables de la organización a solventar algunas incidencias que se habían detectado en relación a la falta de presión en alguna boca de incendio y a la señalización de varias salidas de emergencia.

«Todas las incidencias que se les trasladaron fueron resueltas convenientemente, de modo que el Ayuntamiento procedió a conceder la licencia para la celebración del evento», aclaró el alcalde, quien aseguró que el aforo aprobado por el Consistorio para este cotillón fue de 750 personas. «Ahora tendremos que dilucidar si los promotores sobrepasaron esos límites, como afirman algunos de los asistentes a la fiesta», añadió el primer edil.

Por su parte, el gerente del Hotel Atalaya, José Portal, aseguró ayer sentirse «estafado» por la empresa organizadora y planteó la posibilidad de emprender acciones legales. Según Portal, en el contrato de arrendamiento del salón donde tuvo lugar la fiesta de Fin de Año se determinaban las condiciones de la celebración del cotillón que, a juicio del responsable del establecimiento hostelero, «se han vulnerado en buena parte de sus términos».

Por su parte, Facua Córdoba tramitó ayer ante el Ayuntamiento de La Rambla y ante la Delegación del Gobierno de la Junta sendas denuncias contra la empresa Eventos Color Sur, cuya sede se encuentra en Fuengirola.

La organización de consumidores recibió «numerosas denuncias» de los asistentes donde se relatan «incumplimientos en los horarios de los autobuses, colapso en las barras para servir bebidas e, incluso, situaciones que rozan la vejación». Y es que, según detalló Facua a través de un comunicado, el personal de seguridad del evento instó a asistentes varones a «hacer sus necesidades en el césped» por la saturación de los servicios.

Tal y como adelantó ayer este periódico, Eventos Color Sur organizó para la primera noche del año otras dos fiestas: una en el Auditorio Municipal Príncipe de Asturias de Torremolinos y la otra en el recinto ferial de Moguer, en Huelva, que acabó siendo suspendida por el Ayuntamiento «ante el exceso de aforo y el descontrol de la organización». Ello provocó el enfado de muchos asistentes, generándose incidentes que también se dejaron notar en el Hotel Atalaya de La Rambla.

Outbrain