CAMBIO DE FECHA

Almodóvar y Peñarroya también adelantan su cabalgata al día 4 por la lluvia

Se suman a la iniciativa de Priego de Córdoba, todos ellos por la amenaza climatológica que pesa sobre el tradicional día 5

Carroza de la Cabalgata de Reyes del año pasado, en Almodóvar del Río.
CÓRDOBA

EUROPA PRESS / CÓRDOBA

La localidades cordobesas de Almodóvar del Río y Peñarroya-Pueblonuevo también han decidido adelantar, como ya ha hecho Priego de Córdoba, a este jueves, día 4 de enero, la Cabalgata de Reyes Magos que se celebraría en la tarde del día 5, como consecuencia de los pronósticos meteorológicos que anuncian precipitaciones en forma de lluvia para el viernes y el sábado.

Según ha informado el Ayuntamiento de Almodóvar del Río en las redes sociales, ante la previsión de lluvias para el día 5 de enero y "pensando en los más pequeños de la casa, que año tras año esperan impacientes la llegada de Sus Majestades en carrozas", la Delegación de Festejos ha decidido adelantar la Cabalgata de los Reyes Magos para el jueves día 4 de enero, con el fin de que "todos los niños disfruten en su fiesta más deseada".

Al igual que en años anteriores, la Cabalgata saldrá de la barriada de Los Mochos aproximadamente a las 15,30 horas, hará su recorrido habitual y finalizará en la Plaza de la Constitución, donde sus majestades saludarán a todos los niños.

PEÑARROYA TAMPOCO MODIFICA SU ITINERARIO

Según ha informado el Consistorio de Peñarroya-Pueblonuevo en su web, consultada por Europa Press, "por motivos climatológicos", la Cabalgata se traslada al jueves, día 4 de enero, a las 17,00 horas, desde la Iglesia Salvador.

Asimismo, ha detallado que el viernes, día 5, sus Majestades los Reyes Magos recibirán a los niños en el Polivalente a partir de las 17,00 horas para la entrega de regalos y juguetes.

De este modo, ya son tres las poblaciones de la provincia cordobesa que celebrarán sus cortejos un día antes del 5 de enero, como es tradición, debido a los pronósticos meteorológicos con precipitaciones en forma de lluvia y que en algunos municipios, incluso en la capital, obligan a contar con planes alternativos en caso de que lloviera en la tarde del viernes, todo ello con el fin de que "los niños disfruten en su fiesta más deseada".

Outbrain