MOVILIDAD Y TRÁFICO

La Ribera contará con un nuevo tramo peatonal como el de la Puerta del Puente

Una nueva cámara instalada en la Cruz del Rastro controlará el paso de residentes a las cocheras. El Ayuntamiento ampliará el acerado de Ronda de Isasa este año pero reformará la vía más adelante

Imagen del Paseo de la Ribera de Córdoba.
SÁNCHEZ MORENO
Isabel Leña

La Ribera contará con un nuevo tramo peatonal de características similares al de la Puerta del Puente, aunque para ello habrá que esperar un tiempo, ya que es una actuación de envergadura que necesita financiación. Ronda de Isasa, que va desde la Cruz del Rastro hasta Santa Teresa de Jornet, dispone desde el 2013 de un tramo con plataforma única (acerado y calzada al mismo nivel), entre la confluencia con Caño Quebrado y Santa Teresa de Jornet, que ejecutó la Junta con el plan del eje monumental y por el que solo circulan autobuses y taxis. La idea del Ayuntamiento es que otra parte de Ronda de Isasa, la que va de la Cruz del Rastro hasta Caño Quebrado, tenga características similares y un tráfico mucho más restringido que ahora, momento en el que transitan residentes y transporte público. Para ello, el Ayuntamiento aplicará un plan de peatonalización en tres fases, que empezará mañana y que desveló ayer el delegado de Movilidad, Andrés Pino.

La primera fase comenzará mañana con la eliminación de 25 plazas de aparcamiento (se conservarán las de motos y una para movilidad reducida), sobre las que se colocarán los veladores (en una fila y con mobiliario homogéneo), de forma que el acerado se quede libre para los peatones. Pino dejó claro que esa medida será permanente, así como la de solo permitir el acceso a los residentes con cochera, taxis y autobuses. A ella se sumará otra que se repetirá sábados, domingos y festivos a partir de las 11.00 horas, momento en el que ya no podrán entrar a la Ribera desde la Cruz del Rastro las líneas 3 y 12 de Aucorsa (de momento, el bus turístico sí) ni la carga y descarga. Por ahora, habrá una valla en la Cruz del Rastro y más presencia policial, pero más adelante Movilidad instalará una cámara que completará a la existente en Caño Quebrado, para asegurarse de que solo entran los residentes que van a sus cocheras (tendrán tarjeta). Cuando esté la cámara, se regulará la carga y descarga, que, mientras, seguirá igual, menos los fines de semana.

La segunda fase consistirá en ampliar el acerado de la zona en la que se eliminan aparcamientos, proyecto que prepara Urbanismo y que, según Pino, se licitará en mayo. El proyecto incluye pintar la calzada con elementos alusivos al entorno. El concejal prevé que las obras duren un mes y que se inicien en otoño, por lo que estarán antes de fin de año. Pino explica que entonces se revisará el plan de tráfico y se decidirá si los autobuses dejan de pasar los días laborables. La idea es «ir a la máxima peatonalización posible», ya que las cocheras no permiten la total.

La tercera fase es una remodelación profunda como la del entorno de la Puerta del Puente, respecto a la que no aportó fechas. A esta se sumará, y a largo plazo, la de la avenida del Alcázar prevista en el plan Alcázar-Caballerizas, para la que tampoco hay fechas. Pino asegura que no descartan realizar cortes de tráfico puntuales en la avenida del Alcázar algún fin de semana.

UGT en Aucorsa mostró ayer su rechazo a la peatonalización y exige al Ayuntamiento que se replantee la decisión.

Outbrain