campaña por el nomenclátor

El PP cree que se aplica «en exceso» la ley de Memoria Democrática

Confía en alcanzar las 5.000 firmas en contra del cambio de nombre de 5 calles. Recuerda que ese número es el mismo que se necesita para concurrir a las locales

Adolfo Molina y José María Bellido, ayer en Cruz Conde.
A.J. GONZÁLEZ
Irina Marzo

El Partido Popular considera que en Córdoba se quiere aplicar «en exceso» la ley andaluza de Memoria Democrática para eliminar los cinco nombres del callejero más polémicos, a saber: Cruz Conde, Conde Vallellano, Cañero, Cronista Rey Díaz y José María Pemán. Por este motivo, los populares continúan recogiendo firmas que impidan el cambio del nomenclátor en estos casos y que permitan expresar la opinión de los cordobeses, antes de la celebración del pleno. «Nos gustaría saber si los cordobeses entienden que con estas medidas se cumple la ley de Memoria Democrática, nos la estamos saltando o la estamos aplicando en exceso, que es lo que cree el PP», explicó ayer el portavoz del PP en el Ayuntamiento, José María Bellido, que acudió junto al presidente del PP en Córdoba, Adolfo Molina, a la carpa que han instalado en Cruz Conde para la recogida de firmas.

MÁS DE 5.000 FIRMAS

El PP confía en llevar al pleno del martes próximo, donde está previsto que se apruebe el dictamen de la comisión de Memoria Histórica (que incluye el cambio de 15 calles), más de 5.000 firmas contrarias a la eliminación de los nombres. El portavoz del PP en el Ayuntamiento recordó que ese número de adhesiones es el que permite, por ejemplo, presentarse a las elecciones municipales a las agrupaciones de electores (el caso, por ejemplo, de Ganemos) y considera que eso «debería hacer recapacitar al equipo de gobierno por la importancia de ese número de firmas».

Bellido, que ofreció una rueda de prensa junto a Adolfo Molina (más información en la página 12), para presentar un plan de dimamización del comercio del centro y sobre las medidas del Gobierno central para ayudar a los autónomos en su actividad diaria, instó al gobierno local a evitar las polémicas y centrarse en los problemas de los cordobeses. «En esta calle hay doce locales cerrados, el comercio se cae y a lo único que nos dedicamos es a discutir si la calle se tiene que llamar José Cruz Conde o de otra manera», lamentó ayer el dirigente popular.

Outbrain