UN 14% MÁS QUE EN 2016

El Palacio de Viana tuvo más de 141.000 visitas en el 2017

Este emblemático espacio cordobés fue escenario de casi un centenar de eventos culturales, a los que asistieron casi 7.500 espectadores

Representación teatral en el Palacio de Viana.
FRANCISCO GONZÁLEZ

REDACCIÓN / CÓRDOBA

El Palacio de Viana, de la Fundación Cajasur, ha recibido a lo largo del año 2017 más de 141.000 visitas, en concreto 141.594, un 14% más respecto a la cifra alcanzada en el 2016. Además, ha acogido casi un centenar de eventos de carácter cultural a los que asistieron aproximadamente 7.500 espectadores.

La programación cultural del año 2017 arrancó en enero en la iglesia de la Magdalena con el ciclo “Flamenco en la Magdalena”. En marzo, comenzó la quinta temporada de “Patios de Viana, un Musical de Palacio”, un espectáculo que une la tradición musical de la zarzuela con una visita guiada por los doce patios y el jardín histórico, en un escenario único de más de 4.000 metros cuadrados en el que se narra la historia de los primeros marqueses de Viana y del que forma parte esencial el Coro de Ópera de Cajasur.

En el mes de abril, el Patio de Columnas acogió la segunda edición del ciclo “Viana Danza”, en el que participaron el Conservatorio Profesional de Danza Luis del Río de Córdoba y la Compañía “Ibérica de Danza”, que presentó su espectáculo “Alumbre” con música en directo de Eliseo Parra.

Durante el mes de mayo hubo representaciones de “Patios de Viana, un Musical de Palacio”, así como otra serie de actividades (exposiciones, presentaciones de libros y conferencias).

NOCHES DE TEATRO Y CONCIERTOS

En las noches calurosas del mes de julio, los espectadores disfrutaron una nueva edición de “Viana a Escena”, en el que se representaron cuatro obras teatrales a cargo de las compañías  “Teatro Avanti” y “La Vidriera Teatro”.

Durante agosto, el Palacio se inundó de músicas del mundo, a través del ciclo “Conciertos Sentidos”, música turco-flamenca, de la mano de Taylan Polat “Flamenturco”, noches de jazz y soul americanas a cargo del grupo “Jazzpacho”.

El mes de septiembre fue el turno de “Noches eclécticas”, con las actuaciones de Tonino Carotone, Josele Santiago y Rosalía con Refree. En octubre, en el Patio de Columnas intervino la cantante extremeña “Bebe”.

En el cuarto trimestre del año, coincidiendo con la festividad de Todos los Santos, y por tercer año consecutivo, se representaron seis actuaciones de “El Burlador en Palacio”, un espectáculo único creado por Juan Carlos Villanueva para el Palacio de Viana en el que se mezclaron los textos clásicos de Tirso de Molina, Molière y Zorrilla con la música de Don Giovanni de Mozart, a la que pondría voz el Coro de Ópera de Cajasur.

También, el Palacio de Viana revivió una vez más la visita que el Rey Alfonso XIII realizara en el año 1921, recreaciones teatrales realizadas por el Grupo de Teatro Laboratorio Raquel Toledo, donde más de 20 actores llenaron los patios del Palacio dando vida de nuevo a estos personajes imaginando cómo era la vida en Palacio en aquella época y qué situaciones podían llegar a producirse.

Durante el mes de noviembre y con motivo de la celebración del mes de Julio Romero, la empresa “Érase una vez Córdoba” realizó una serie de actos relacionados con el pintor cordobés en el que colaboró el Palacio de Viana, ofreciendo visitas gratuitas guiadas a la sala Tesoros de Cajasur que expone, entre otras, obras de este pintor.

Para cerrar el año, de los días 26 a 29 de diciembre, el Palacio de Viana abrió sus puertas a los más pequeños, ofreciendo espectáculos gratuitos al que asistieron más de 100 niños por función, pudiendo disfrutar de la magia de Franky Magic y el teatro ofrecido por Teatro Avanti.

Además, el Palacio de Viana ha instalado en el Patio de la Cancela, de acceso libre hasta el próximo domingo, un Belén realizado por los alumnos del colegio de Educación Especial Santo Ángel de la Fundación Cajasur. También, dicho recinto ha acogido varias intervenciones navideñas a cargo de los alumnos de los centros educativos de la Fundación.

Outbrain