AYUNTAMIENTO

Exalcaldes piden que la carrera oficial vuelva a Tendillas si no hay soluciones

Anguita, Trigo, Pérez y 150 firmas más quieren que se abra un amplio debate. Ganemos también está a favor de hacer una consulta y que sea vinculante

Una procesión discurre por la carrera oficial de la Semana Santa pasada.
SÁNCHEZ MORENO

E.P. /I. MARZO/ P. COBOS local@cordoba.elpeeriodico.com CÓRDOBA

Tres exalcaldes de Córdoba de IU, Julio Anguita, Herminio Trigo y Manuel Pérez, junto a unas 150 personas, entregaron ayer en el Ayuntamiento un escrito en el que solicitan al gobierno local que abra un debate ciudadano «lo más amplio posible para corregir los problemas que se han creado» con el traslado de la carrera oficial de la Semana Santa al entorno de la Mezquita-Catedral, y «si no se encuentran soluciones que los resuelvan, considerar la vuelta a la situación anterior», con el paso por Las Tendillas. En este escrito se señala que «el traslado de la carrera oficial ha provocado numerosos inconvenientes a los cordobeses, alterado gravemente la convivencia de los vecinos y sometido a una zona muy sensible del casco histórico a una presión innecesaria y lesiva para su mantenimiento y conservación». También aluden a la presión ejercida sobre los bienes Patrimonio de la Humanidad y destacan el malestar generado por «el hecho de impedir el tránsito de los peatones por la carrera oficial». «Solo se podía acceder si se había pagado un asiento en los palcos», agregan en el escrito, «este hecho, sin precedentes, es especialmente grave, si se tiene en cuenta que se estaba privatizando una vía pública, lo que ha provocado algunos conflictos con las fuerzas del orden que impedían el paso».

Por otro lado, Ganemos se suma a la idea de convocar una consulta popular sobre el traslado de la carrera oficial, aunque reclama que con anterioridad se constituya una mesa de diálogo para el casco histórico, que aborde ésta y otras cuestiones. El portavoz de este grupo municipal, Rafael Blázquez, ha exigido la formación de la mesa de manera urgente, ya que debía estar funcionando desde febrero, porque, ha recordado, era uno de los puntos del acuerdo de presupuestos municipales del 2017. Ganemos considera que la decisión del traslado «se ha tomado sin consenso» y reclama que la consulta popular (un punto recogido en el acuerdo de investidura) tenga carácter vinculante, ya que lo contrario, dicen, «sería un disparate».

Outbrain