VIVIENDAS DE ALQUILER EN LA ZONA DEL TABLERO BAJO

La demanda de minipisos de mayores lleva a Vimcorsa a construir 113 más

El Ayuntamiento asumirá los 6,5 millones de la obra «ante la falta de ayudas de otras administraciones». La previsión municipal es licitar la actuación a final de año y que esté acabada a principios del 2020

Rafael Ibáñez y Pedro García, en los terrenos cedidos para construir las nuevas viviendas para mayores.
MIGUEL ÁNGEL SALAS
Araceli R. Arjona

En una sociedad que envejece a pasos agigantados, no es de extrañar que la demanda de minipisos adaptados y rodeados de servicios crezca cada año, máxime después de una crisis que ha dejado en la calle a miles de familias, agravando las situaciones de emergencia habitacional. En este contexto, con más de 5.000 demandantes de vivienda inscritos en el registro de Vimcorsa, entre ellos muchos mayores, el presidente de la Gerencia de Urbanismo, Pedro García, y el gerente de Vimcorsa, Rafael Ibáñez, dieron ayer a conocer un nuevo avance en la construcción de una nueva promoción de minipisos de alquiler para personas mayores que se levantarán en el Tablero Bajo, justo al lado de la primera promoción, en la calle Sama Naharro. «Hay demanda suficiente para llenar cuatro edificios como el que tenemos», aseguró Ibáñez.

En total, serán 113 viviendas de entre 45 y 50 metros cuadrados que podrán habitar una o dos personas mayores con un precio de alquiler de entre 150 y 203 euros, según los metros y la disponibilidad de cochera y trastero. Una vez Urbanismo firme en septiembre la cesión de los terrenos, impulsada, según García, por la presidenta de Vimcorsa, Alba Doblas, se prevé sacar la obra a licitación a finales de año con la idea de que los trabajos empiecen lo antes posible y los pisos puedan estar habitados a finales del 2019 o como muy tarde a principios del 2020. Esos son los plazos que maneja Vimcorsa, según detalló Ibáñez, que explicó que «la adjudicación de las viviendas atiende a los requisitos establecidos por el registro de demandantes, donde además de los recursos del solicitante se tienen en cuenta otras cuestiones como el tiempo de antigüedad en el registro, si la persona presenta movilidad reducida y otras necesidades especiales».

García subrayó que los minipisos suplen la falta de espacio de las viviendas con amplios lugares comunes y con servicios específicos para los usuarios como son fisioterapia, peluquería o gimnasio. La construcción supondrá una inversión de unos 6,5 millones de euros que, en principio, asumirá íntegramente el Ayuntamiento ante la falta de ayudas para este tipo de obra. García e Ibáñez insistieron en que «seguimos pidiendo que haya ayudas para actuar en la construcción desde una perspectiva social y sostenible que permita dar respuesta a las situaciones de necesidad habitacional».

En línea con este proyecto, Vimcorsa está estudiando construir un equipamiento de minipisos de estas características en cada distrito que, además de alojar mayores, pudiera dar respuesta «a familias monoparentales, mujeres víctimas de violencia de género, jóvenes que se quieren emancipar...» y ofrecer alojamiento «mixto» en el que convivan miembros de distintos colectivos. El proyecto se incluirá en plan municipal de la vivienda, «pero no habrá capacidad económica para llevarlo a cabo si no hay ayudas económicas de otras administraciones», recalcaron.

Outbrain