MEDIO AMBIENTE

Cosmos asegura que tiene permisos para valorizar y que actúa con legalidad

La cementera se ampara en la Autorización Ambiental Integrada y en un informe previo de Urbanismo

Instalaciones de Cosmos.
SÁNCHEZ MORENO
Isabel Leña

La cementera Cosmos asegura que cuenta con permisos para valorizar y que actúa con legalidad. La empresa ha defendido esta mañana la actividad de valorización de residuos no peligrosos para su uso como combustible alternativo en el proceso de fabricación de cemento después de que la Gerencia de Urbanismo le haya abierto un expediente por llevarla a cabo sin licencia, según adelanta en su edición de hoy este periódico. Urbanismo le da quince días de plazo para alegar y dos meses para legalizar la actividad y solicitar licencia, aunque el organismo municipal no contempla otorgársela. Ese aviso es el paso previo a la suspensión de la actividad de valorización de residuos.

En una nota la empresa afirma no entender "la decisión adoptada sin fundamento por Urbanismo cuyo único objetivo es poner en duda la legalidad de nuestra fábrica". Cosmos asegura que "cuenta desde el año 2007 con una  Autorización Ambiental Integrada (AAI), otorgada por la Junta de Andalucía, tras un informe previo de compatibilidad urbanística emitido por la propia Gerencia de Urbanismo". Según la cementera, "esto significa  que el propio Ayuntamiento ha avalado con su informe urbanístico la sustitución parcial de combustibles tradicionales por residuos no peligrosos, autorizada en la AAI". Cosmos tiene claro que "ambos permisos avalan que la fábrica actúa siempre bajo la más estricta legalidad y con absoluto respeto al medio ambiente y a la salud de las personas de su entorno".

La cementera recuerda que "la planta del polígono de Chinales se dedica exclusivamente a producir cemento y para ello necesita combustibles con alto poder calorífico". En este sentido, indica que "la AAI permite a la fábrica utilizar como combustibles, además del coque de petróleo y biomasa, otros combustibles derivados de residuos no peligrosos", los denominados CDR.

La empresa asegura que está dispuesta a "colaborar y facilitar toda la información necesaria y requerida por el Ayuntamiento y la Gerencia Municipal de Urbanismo para aclarar cualquier asunto relacionado con la fábrica de cemento".

La apertura de este expediente se ha conocido la misma semana en la que el equipo de gobierno del PSOE e IU han anunciado que van a pedir un informe a Medio Ambiente que ratifique lo dicho por Salud para decidir si continúan o no con la innovación iniciada hace dos años para que las empresas que valoricen lo hagan fuera del casco urbano.

 

Outbrain