TRAS EL DICTAMEN DEL TRIBUNAL DE CUENTAS SOBRE LAS INSTALACIONES DEPORTIVAS

Los clubs se unen para mantener el modelo de gestión en los pabellones

Los impagos afectarán a unos 50 trabajadores de salas de barrio municipales

jUn partido de fútbol sala en el pabellón de Guadalquivir.
TONI BLANCO

ANTONIO RAYA deportes@cordoba.elperiodico.com CÓRDOBA

Los seis clubs que gestionan ocho instalaciones municipales, cuyos contratos de gestión con el Imdeco ha puesto en entredicho el Tribunal de Cuentas de Andalucía, han decidido hacer un frente común. Tras reunirse el miércoles con el presidente del Imdeco, Antonio Rojas, ayer volvieron a juntarse pero ya solo ellos.

Todos decidieron tener una nueva reunión la próxima semana con un experto en Derecho Administrativo. Los seis clubs quieren saber cuál será su postura ante la decisión de la interventora del Ayuntamiento de no abonar desde el 1 de enero los 300.000 euros que hasta ahora el Imdeco aportaba anualmente a estas entidades para cubrir los gastos de estas instalaciones. Los contratos de gestión de la polémica llevan en algunos casos vigentes desde el último trimestre de 1993 (Guadalquivir y El Naranjo). Adecor (Guadalquvir y Valdeolleros), Adeba (El Naranjo y Margaritas), Solypro (Santuario), Trotacalles (Ciudad Jardín), Apademar (Fátima) y Adesal (La Fuensanta) llevan estas instalaciones. A medio centenar de trabajadores y más de 4.000 usuarios afecta el tema.

El presidente del club Trotacalles, Fernando Romero, señala que «por el momento no nos ha dado el Imdeco ninguna solución. Sí nos ha dicho que en un plazo menor a los veinte días esperan darnos una respuesta. Hemos buscado un abogado especilista en Derecho Administrativo para conocer qué pasos debemos dar mientras tanto para no incurrir en ninguna ilegalidad. Hay que tener en cuenta que desde el 1 de enero tendríamos que hacer frente a gastos como las nóminas y los recibos de agua o luz, por ejemplo. No sabemos cuánto tiempo podríamos aguantar así, pues de mantenerse el tema igual estaríamos abocados al cierre. Aunque ahora se abriera un nuevo proceso de licitación para solucionar la cuestión, hablamos de al menos seis meses de tiempo hasta volver a empezar».

David Molina, directivo del Adecor, es optimista, ya que considera que «el Imdeco quiere darnos una solución, pues vemos una buena predisposición. El Imdeco y los clubs que llevamos estas salas damos un servicio a la sociedad de manera conjunta que queremos mantener».

Outbrain