INFORME ELABORADO PARA EL CONSEJO REGULADOR

La Cata del Vino ha generado un impacto económico de 2,2 millones

Por primera vez, el consumo de vino joven ha superado al del fino

Javier Martín, Dolores Amo y Carmen González.
CÓRDOBA

RAFAEL VALENZUELA

La Cata del Vino Montilla-Moriles de Córdoba ha generado un impacto económico de 2.269.154 euros para la ciudad, según explicó ayer el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Montilla Moriles, Javier Martín, que explicó, junto a la delegada de Empleo de la Diputación, Dolores Amo, y la concejala de Promoción de la ciudad, Carmen González, que el evento, pese a ser un certamen comercial, se ha consolidado como uno más de los acontecimientos festivos de la primavera cordobesa.

Esta repercusión económica procede de valorar diversos conceptos, según Martín. El primero es el de los ingresos directos, que han ascendido aproximadamente a 370.000 euros entre entradas y restauración, lo que arroja un gasto medio por visitante de 4,9 euros. A ello hay que sumar los 14.894 turistas que han visitado la ciudad y el nivel de ocupación hotelera que se situó en el fin de semana por encima del 87%. De estos visitantes, se ha calculado que 2.005 vinieron exclusivamente por la cata, y generaron unos ingresos aproximados de 876.102 euros, incluyendo pernoctación.

Pero hay un aspecto que Javier Martín ha valorado especialmente y es el hecho de que el portal turístico Tryp Advisor citara a la Cata como una de las mejores citas festivas de la primavera del. mundo, lo que ha supuesto una campaña de promoción, que, de haberla tenido que pagar a precio de mercado, rondaría los 400.000 euros.

Por otro lado, ha explicado Martín que el hecho de haber restringido la entrada y registrar menos asistentes ha sido beneficioso porque los asistentes han estado más a gusto. Otros de los aspectos que analiza el informe del presidente de la Denominación de Origen es el del tipo de público que ha pasado este año por la explanada de la Diputación, señalado que por primera vez el consumo de vino joven ha superado al del fino. En concreto, se ha registrado un 45% del total, frente al 40% del fino, un 10% el Pedro Ximénez y 5% para los olorosos o amontillados.

El número total de visitantes se ha situado en 75.500, de los que el 53% eran de la capital, el 23% de Andalucía o España, el 17% de la provincia y el 7%, del resto de España o el mundo. En cuanto a la franja de edad del público que ha pasado por la Cata, el grupo mayoritario lo componen personas de entre 18 y 35 años (50%).

Por su parte, tanto Dolores Amo como Carmen González destacaron la importancia que para el sector turístico y la economía de la ciudad y la provincia tiene esta feria.

Outbrain