REPORTAJE

Una carretera prioritaria

Los 2,3 kilómetros necesarios para unir la A-431 con la N-437 se han convertido en la principal demanda dentro de los viarios que bordean la ciudad, al margen de la salida prometida en la A-4

La variante beneficiará al parque logístico.
SÁNCHEZ MORENO
Isabel Leña

Si ahora mismo hay una prioridad en la ciudad en cuanto a carreteras, esa es la nueva salida que tendrá la variante de Los Visos, ya que permitirá descongestionar el fatídico kilómetro 403 de la autovía A-4. Al margen de ella, la carretera prioritaria es el segundo tramo de variante Oeste. El presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano, Juan Andrés de Gracia, asegura que «la variante Oeste es la mayor prioridad en cuanto a viarios de la ciudad de alta capacidad», ya que «la falta de la misma está provocando un exceso de vehículos pesados en la ronda de Poniente hacia la carretera de Palma y los polígonos de Poniente». De Gracia no entiende que este vial «esté parado pendiente de un acuerdo entre Junta y Gobierno». También estima que es necesaria «la variante Sur para alejar el tráfico de los distritos Sureste y Sur».

La directora general del parque logístico, Rosa Zafra, asevera que el tramo de variante Oeste pendiente «es la entrada definitiva y futura» a estas instalaciones, «la que se planteó desde el principio para conectarlas con la autovía» y «desviar el tráfico pesado», que ahora circula por la ronda de Poniente por una ruta más larga. La variante Oeste supondrá, según Zafra, «un acceso más rápido» y será «fundamental para el parque logístico».

Para el Parque Joyero también es importante completar esta vía con el tramo que falta. «Es fundamental y básica para la ciudad y para esta zona», asegura su presidente, Rafael Ruiz, a la que le daría «un valor añadido». Tanto Zafra como Ruiz coinciden en que la principal dificultad del trazado son las vías del tren.

El diputado socialista Antonio Hurtado considera que el hecho de que el Gobierno central redujera en los presupuestos del 2017 la partida de 3,2 millones contemplada para el tramo norte de la variante, dejándola en 200.000 euros, «pone de manifiesto su desinterés total». Hurtado piensa que el argumento de que hace falta firmar un convenio con la Junta para llevar a cabo el proyecto es «una coartada para no asumir el desinterés por abordar la segunda fase».

A juicio de Hurtado, el segundo tramo de variante Oeste «es más necesario que nunca», sobre todo si «se quiere dar un impulso al aeropuerto, y que tenga la oportunidad de convertirse en un aeropuerto de carga», y «si la apuesta de Córdoba por ser un área logística» continúa, ya que «hace falta para conectar el área logística con las autovías».

Outbrain