ZONA RESTRINGIDA EN EL CASCO HISTÓRICO

600 tarjetas para ir en coche al cole

El Ayuntamiento de Córdoba repartió ayer a los colegios del centro de la capital unas 600 autorizaciones, destinadas a las familias de los alumnos, para que a partir del lunes 16 de octubre puedan llevar a sus hijos en coche a los centros educativos localizados en zonas restringidas del casco histórico (Acire). La medida, en principio prevista para ponerla en marcha este próximo lunes 9, se retrasa hasta el día 16, a petición de los centros, con la finalidad de que puedan informar a las familias la próxima semana.

El concejal de Movilidad, Andrés Pino, explicó que estas tarjetas en principio serán provisionales, para colocarlas en el salpicadero del coche hasta tener una etiqueta para el cristal.

Los padres podrán acceder a la zona restringida entre las 7.30 y las 9.15 de la mañana, y entre las 14.00 y 15.30 horas. El concejal de Movilidad, Andrés Pino, señaló tras la reunión con los directores de los 7 colegios afectados que en ella se ha adquirido el «compromiso» de «empezar a trabajar» a partir de diciembre en reducir más aún el tráfico de los vehículos que acceden a los colegios, con el objetivo de lograr «cero coches» en un futuro. Pino aclaró, no obstante, que ese paso no se dará en este curso y que se hará poco a poco. El Ayuntamiento inició el pasado lunes las medidas para restringir más la circulación en el centro cambiando los horarios de carga y descarga para evitar que el reparto de productos coincida con la entrada y salida de alumnos de los colegios y con el tráfico que genera. A partir del día 16 empezará la restricción que afecta a las familias de escolares, que solo podrán acceder con autorización y con limitación de horario. El siguiente paso será la retirada de grandes autobuses, aún por concretar. Todo forma parte del plan para peatonalizar Capitulares y volver a dejar sin coches María Cristina.

De momento, según Pino, se han definido dos rutas, una con entrada por la calle Valladares, y otra de entrada por la calle Alfaros, y cada centro tiene instrucciones concretas de las rutas asignadas según localización y edades. El concejal, que insistió en que esto se suma al «esfuerzo que se está haciendo con los caminos escolares», pidió a las familias «que vivan en un mismo bloque que hagan un esfuerzo y vayan en el mismo coche». C.A./ I.L.

Outbrain