PLENO DEL PARLAMENTO

El PSOE vota la propuesta de C’s de apoyo al Gobierno ante el soberanismo

Una enmienda defiende a los alcaldes y ediles amenazados por cumplir la legalidad constitucional. Los socialistas andaluces se desmarcan de Pedro Sánchez, que pedía no respaldar esta iniciativa

Juan Marín en la tribuna de oradores del Parlamento andaluz, ayer.
EFE / RAÚL CARO

EFE cordoba1@elperiodico.es SEVILLA

El Parlamento de Andalucía aprobó ayer, con el apoyo del PSOE y del Partido Popular, la proposición de Ciudadanos que respalda al Gobierno ante el desafío catalán, un texto similar, aunque este incorpora enmiendas, al rechazado por el PSOE en el Congreso, que había pedido no apoyar este tipo de iniciativas. El nuevo texto añade dos enmiendas del grupo socialista, pero otras dos in voce que Ciudadanos había aceptado, incluida la más polémica, la que pedía excluir del primer punto el apoyo expreso al Gobierno, fueron vetadas por Podemos y era necesaria la unanimidad de todos los grupos.

Con su apoyo, el PSOE-A no sigue la directriz marcada por la dirección federal a todos los territorios para que «se abstuvieran de respaldar» la iniciativa de Ciudadanos, si bien los socialistas andaluces intentaron conciliar la posición de Ferraz con la propuesta de la formación naranja, extremo que no consiguieron por la negativa de Podemos a tramitar las enmiendas in voce.

CUMPLIR CON FERRAZ / El portavoz socialista, Mario Jiménez, dijo tras el debate que han cumplido «escrupulosamente» con la circular de Ferraz porque habían conseguido que Ciudadanos aceptara las enmiendas que se rechazaron en el Congreso, garantizando una posición «coherente», pero lamentó el rechazo «inexplicable» de Podemos a su tramitación.

Las dos enmiendas aceptadas contemplaban recoger en el texto el apoyo a los alcaldes y concejales que defienden la legalidad constitucional en Cataluña y condenar las «intolerables presiones y amenazas» que están sufriendo, así como hacer hincapié en el apoyo a los andaluces que residen en Cataluña. Las otras dos enmiendas, que no han salido adelante por el veto de Podemos, contemplaban, en uno de los casos, que no se recogiera en el primer punto un apoyo expreso al Gobierno, sino «a todas las instituciones del Estado». La otra pretendía que se apostara por el «entendimiento institucional» para resolver los problemas políticos una vez garantizado el cumplimiento de la ley. Sin embargo, estas dos últimas enmiendas del PSOE no pudieron tramitar (a pesar de ser aceptadas por C’s) por la oposición de Podemos.

Juan Marín defendió que la propuesta aprobada significa posicionarse «al lado de la ley y del ordenamiento jurídico o enfrente» y no pretende «confrontar ciudadanos ni territorios», a la vez que justificó la inclusión de las enmiendas socialistas en que «no desvirtúan ni cambian el sentido» de la iniciativa. Opinó que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, debió «decir que sí» a la moción en el Congreso de los Diputados y lanzó duras críticas a Podemos e IU por sus intervenciones en el Parlamento autonómico, por las que llegó incluso a acusarles de estar «fuera de la ley». Lamentó que el Gobierno catalán «se salte el ordenamiento jurídico español» y «enfrente» a los ciudadanos.

La portavoz del PP, Carmen Crespo, agradeció el «apoyo» al Gobierno central «ante el golpe a la democracia que está ocurriendo estos días» e hizo un llamamiento a estar «juntos sin fisuras». Crespo abogó por «aparcar las diferencias de los partidos constitucionalistas» para trabajar a favor de «cumplir la ley, la unidad de España y la soberanía nacional», y mantuvo que el Gobierno no puede permitir ese «atropello» y debe seguir trabajando «con proporcionalidad y serenidad».

Por Podemos, el diputado Juan Ignacio Moreno Yagüe criticó que se mande a la policía «a requisar y secuestrar urnas», algo que «ni se les pasó por la cabeza» en Venezuela, y acusó al Gobierno de saltarse al Senado y evitar la separación de poderes.

Outbrain