Las fiestas patronales marcan un mes de septiembre cargado de devoción

Varios municipios celebran los días de sus patronas con numerosos encuentros, convivencias, pregones, procesiones, ferias y romerías

Rafael Castro

El mes de septiembre está marcado, en los pueblos de la comarca del Alto Guadalquivir, por sus fiestas patronales. Comenzaron en Villafranca a finales del mes de agosto, concretamente el día 26, con el traslado de la imagen de la Virgen de los Remedios desde su ermita hasta la iglesia de Santa Marina de Aguas Santas, donde tuvieron lugar los actos litúrgicos, que concluyeron con la renovación de Alcaldesa Perpetua de la locaildad a cargo del alcalde, Francisco Palomares, y su procesión, el pasado 8 de septiembre. Luego continuaron en Cañete de las Torres y Villa del Río con los tradicionales pregones que anunciaban sus fiestas, concluyendo en el primero con la celebración en el atrio de la ermita Madre de Dios, donde el alcalde, Félix Romero, renovó el cargo de la patrona como Alcaldesa Perpetua de la localidad. En el caso de Villa del Río la imagen de la Virgen de la Estrella fue bajada el día 7 de septiembre para ser sacada en procesión el día 8, como también ocurriera en Cañete de las Torres.

El pregón de Cañete fue a cargo de Manuel García González, quien basó su intervención en las vivencias que ha tenido antes y después de ser miembro de la junta directiva de la cofradía, donde estuvo durante 12 años. Él fue secretario de la misma tras una reorganización. Este baenense, que llegó a Cañete con algo más de 10 años, se sintió cautivado por la festividad de la Virgen del Campo y se quedó para siempre. Recordó en su intervención, de algo más de 20 minutos, que en su casa se vive en hermandad y la fe en la patrona de esta localidad.

En Villa del Río se encargó de ello Miguel Rodríguez Cachinero, también hermano mayor de la cofradía. Fue en el atrio de la ermita de la Virgen de la Estrella, donde los hermanos confeccionaban, como todos los años una gran imagen de flores en honor de la patrona, que iban siendo seleccionadas entre las que iban llevando los vecinos de este pueblos, muchos de ellos vestidos de segadores, como marca la tradición.

En Adamuz tuvo lugar el 10 de septiembre la romería de la Virgen del Sol en el Cerro y en Pedro Abad se celebró el día 14 la fiesta de su patrón principal, el Santísimo Cristo de los Desamparados, cuyo pregón fue a cargo de Juan Antonio López Ráez.

Outbrain