EL APUNTE

Una feria que ya respira una nueva dimensión

RAfael CASTRO ÁVILA

La próxima edición de la Feria del Olivo de Montoro, que se celebra cada dos años en alternancia con Expoliva (Jaén), promete mucho. Este primer pistoletazo de salida, con la llegada de extranjeros para crear misiones inversas es una piedra de toque clave para lograr el merecido premio de sus años de lucha y dedicación. El sector olivarero se encuentra cada vez en un mejor momento, sobre todo por la alta demanda de esta grasa saludable que año tras año sigue alcanzando nuevos mercados. Sin duda, el olivar y todo la industria auxiliar que lo rodea, pueden suponer para la economía de la comarca un punto de inflexión gracias a la numerosas propuestas que están surgiendo a nivel de desarrollo tecnológico y productos de calidad.

Outbrain