Bujalance vive la tradición y El Carpio luce el entierro del galgo

JOSÉ ESCAMILLA / R. CASTRO

Bujalance ha comenzado su Carnaval, dedicado los primeros días a los más pequeños en los centros escolares Inmaculada del Voto, Juan Díaz del Moral y las escuelas infantiles El Labrador y Cuenta cuentos, con el desfile de disfraces y las canciones de chirigotas de los escolares y de las madres.

Continuará el fin de semana con el sábado de Carnaval para mayores, que comenzará con un pasacalles que recorrerá las principales calles del casco histórico, con la asociación Cachivaches y la Charanga Paxanga que terminará en el auditorio municipal, donde comenzará la fiesta y el baile de carnaval con música en directo, chirigotas, concurso de disfraces de parejas, de grupos y de carritos, así como la coronación del rey y la reina del carnaval. El domingo estará dedicado a los más pequeños, desde la Casa de la Juventud, hasta la Plaza Mayor, donde tendrá lugar el concurso de disfraces, para terminar con la gran fiesta infantil.

En El Carpio no se celebra desde hace más de una década el Entierro de la Sardina para poner fin al Carnaval. En esta localidad del Alto Guadalquivir se utiliza un galgo por cuestiones elementales, ya que a los vecinos tienen el sobrenombre de «galgos». La asociación de vecinos Haza de Gracia y el Ayuntamiento de El Carpio organizaron la noche del pasado martes, día 13, la novena edición del Entierro del Galgo, una cita que da por concluida la celebración del Carnaval con un acto cada vez más numeroso.

Outbrain